El Pájaro Paucar

En la selva Peruana, viven unos pajaritos de plumaje negro y amarillo que anidan cerca de los pueblos, y cuyo canto imita el llanto de los niños, el parloteo de las mujeres o el silbar de los chacareros*.

Según cuenta la leyenda, en un pueblito de la selva vivió un niño que siempre vestía pantalón negro y polo amarillo. Este niño gustaba de repetir todo lo que oía, y se burlaba de la gente haciendo bromas nada agradables. Estos malos actos empezó a dar antipatía a los habitantes de su pueblo.

Una vez el niño dijo que una vieja vecina era una Bruja, y cabalgaba en las noches sobre una escoba por el aire. La Vieja que se mencionaba era en verdad una hada disfrazada de campesina, y un día, se encontró con este niño en el campo, y cuando lo tuvo cerca, como castigo por sus acciones lo convirtió con su varita mágica en un pajarito Paucar que conservó los colores que siempre llevaba el niño. Este pajarito tuvo los mismos hábitos del muchacho: imita los silbidos y los cantos de los campesinos.

Los indios, consideran a este Pajarito un ser inteligente, y que para defender sus crías, hace el nido en lo más alto de los árboles y junto a los avisperos.




*Chacarero: Dueño de una chacra o granja.