Los Músicos de Bremen

Hace mucho tiempo, un Asno, ya no podía llevar cargas debido a que era muy viejo. Sus amos decidiendo su destino, optaron por sacrificarlo y usar su carne. El Asno al oír eso, decide huir de su hogar para salvarse de aquel destino cruel. Al día siguiente, mientras el Asno continua su camino sin rumbo, encuentra a un Perro que tras una conversación, este le confiesa que esta huyendo también de su otro amo y un oscuro destino. El Asno conmovido, le dice que lo acompañe a ir a Bremen, para que se ganen la vida de alguna manera, incluso de trabajar como Músicos. Un Gato, que oyó su conversación, se maravillo por la historia, se acerco a ellos y les preguntó si se podía unir a ellos. Sin pero algunos, los dos amigos aceptaron y continuaron su camino con el nuevo integrante.

Cuando los tres amigos llegaron a un establo, encontraron a un Gallo cantando enérgicamente. Los tres amigos lo halagaron, pero el Gallo les dijo que no se sentía muy contento, ya que pronto seria sacrificado para ser el almuerzo de sus amos. El Asno triste por aquella historia, invitó al Gallo para que los acompañe y así vayan a Bremen para que formen una banda de músicos. ¿Lograrán el Asno, el Perro, el Gato y el Gallo sus más anhelados sueños?, veamos que suceden, en el siguiente cuento clásico de Los Músicos de Bremen.